Que son los manteles de hostelería

Si nos vamos al diccionario encontraremos que la palabra mantel significa palabras más palabras menos que el mismo consiste en un trozo de tela, papel o plástico que se coloca sobre la mesa que utilizamos para comer.

Pero desde un punto de vista más especifico y también estético podemos decir que los manteles aparte de ser un hermoso elemento decorativo, son los que van a proteger la superficie de nuestra mesa, por lo tanto su empleo resulta muy importante.

que son los manteles para hosteleria

Ahora bien, en el mercado podemos encontrar diversos tipos de manteles, los cuales se van a usar dependiendo de la ocasión, pudiendo mencionar:

  • Manteles para el hogar: son manteles por lo general de uso diario, no muy elaborados, y fabricados la mayoría en algodón.
  • Manteles formales: Son manteles que cuentan con diseños específicos y elegantes, son usados para almuerzos o banquetes importantes.
  • Manteles para comercio: son los usados en establecimientos donde se venden alimentos.

Y es precisamente de estos manteles para comercio de los que hablaremos en esta oportunidad, enfocándonos en los manteles para hostelería, los cuales son fabricados con especificaciones exclusivas, ya que los mismos deben perdurar con el uso tan continuado que se les da.

Tipos de tela para mantelería

Para el caso de manteles para este tipo de negocios es decir hostelerías, las opciones de telas  son variadas, ya que las mismas van desde fibras sintéticas como el poliéster y el acrílico, hasta mezclas como de poliéster y algodón, la cuales resultan muy resistentes.

También podemos encontrar manteles hechos con telas más finas como es el caso de manteles elaborados en 100% algodón, o mezcla de lino con algodón, las cuales lógicamente son más costosas, y las mismas son usadas en hoteles de 5 estrellas o aquellos que reciben gran afluencia de visitantes.

Por lo general, los dueños o encargados de estos establecimientos, prefieren colores blancos, ya que los mismos indican limpieza, pulcritud e higiene, aunado al hecho de que los manteles de colores, por el uso de los mismos se van deteriorando y destiñendo, es por esto que los tonos blanco son una excelente opción, pudiéndose usar entonces como toque personal del establecimiento un bordado en el mantel del nombre del lugar.

Mantenimiento de la mantelería

Como sabemos, al ser manteles utilizados en hostelerías, los mismos tienen un desgaste mayor al desgaste que pudiese tener un mantel de hogar o un mantel formal (clasificación anterior), ya que los mismos deben ser lavados con sustancias químicas fuertes para de esta manera retirar las manchas que pudiese tener el mismo.

Por tanto es elemental disponer de un armario de mantelería en el cual se deben guardar manteles de diferentes tamaños y medidas, los cuales deberán ir con las medidas de las mesas del lugar.

Es importante que a la hora de ordenar el salón donde van  a ser usados los manteles, se haga un inventario diario sobre la disponibilidad de los mismos, para que de esta manera, no vaya a faltar nada mientras se esté prestando el servicio.

También resulta necesario contar con una cesta o mueble en el cual se van a introducir los manteles usados, para ser llevados al aérea de lavado y si no cuentas con área de lavado, pues para poder trasladarlos a la lavandería.

https://amzn.to/2qIJoUs